sábado, 4 de junio de 2011

K.O. y Red Dead Redemption

Esta semana estrenamos una nueva sección, o mejor dicho, finalmente una de mis secciones ahora funciona tal y como estaba planeado desde un principio. Me refiero a la sección de Conteo Regresivo (anteriormente, Conteo Final).

Por una parte, finalmente he logrado integrar las reseñas de mis diez juegos (o series de juegos) favoritos tal y como siempre quise que se vieran. Pero por otra parte, finalmente he develado el enigma de porque la sección se llamaba K.O. (para esos dos o tres que quizá alguna vez se lo preguntaron.)



Ya habíamos hablado antes acerca de esta sección en otras ocasiones, acerca de que Conteo Regresivo contiene a los diez juegos (o series de juegos) que considero mis favoritos, donde se ofrece un pequeño análisis y artículos referentes a esos juegos.

¿Pero que hay de los juegos que no se encuentran dentro de esta lista? ¿No merecen ser mencionados? Bueno, esta es la parte en la que la nueva sección de K.O. entra en juego.

Básicamente, K.O. es un espacio dentro de la sección de Conteo Regresivo que alojará a una colección de juegos que, pese a no ser de mis diez juegos favoritos, vale la pena que se hable de ellos.

En ocasiones se tratará de juegos que estuvieron muy cerca de llegar a mi lista, pero fallaron en algún pequeño detalle; en otras de juegos que prometieron mucho durante su fase de desarrollo, pero no lograron una entrega completa o satisfactoria a final de cuentas; y otras más, se tratará acerca de juegos que, pese a ser juegos muy populares, puedo encontrar alguna o algunas de sus características lo suficientemente molestas como para caigan de mi gracia… Tal fue el caso del título que estrena esta nueva sección: Red Dead Redemption.

¿Por qué comencé con Red Dead Redemption?

Porque Red Dead Redemption fue uno de los más grandes lanzamientos del año anterior, un título que recibió muy buenas críticas por la mayor parte de los medios dedicados a videojuegos y que, de alguna manera, lo odié después de una sola sesión de juego lo suficiente como para no querer volver a verlo.

Esta es la parte en la que tengo que decir que no a todos nos tienen que gustar los mismos juegos, posiblemente yo posea uno o dos juegos en mi lista de favoritos con los cuales tú no estés de acuerdo… pero el caso de Red Dead Redemption es excepcional: Lo intenté, de verdad intenté encontrarle el gusto.

En un intento desesperado por saber si yo era el único en mi clase, me dediqué a buscar en otros sitios por la posibilidad de que hubiera otros que tampoco hubieran disfrutado este juego. Sobra decir que los encontré y que a grandes rasgos, estos pocos parecían compartir puntos de vista similares a los míos, así como encontraron igual de molestos algunos de los mismos defectos con los que yo me encontraría.

Después de terminada esta investigación finalmente pude concluir una cosa: yo no pertenezco a la audiencia hacia la que este juego se encontraba dirigido.




Arriba: En este diagrama demuestro mi posición en relación a la audiencia hacia la cual este título estaba proyectado.

Pero al final, estoy conforme al poder decir “lo intenté,” pues no podría considerar mis críticas como objetivas si no me diera la oportunidad de probar algo nuevo sin prejuicios de por medio.

Y al mismo tiempo, me siento muy, pero muy decepcionado. Yo de verdad había puesto muy altas expectativas en este título… y de eso se trata la primera entrega de la sección de K.O.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...