miércoles, 13 de abril de 2011

Hablando de géneros en videojuegos...

En estos tiempos, muchos críticos de videojuegos están de acuerdo en el hecho de que los géneros en los que los videojuegos son clasificados necesitan de una seria revisión. Actualmente, estos son inmediatamente clasificados en un género de acuerdo al modo en el cual está presentado su contenido, pero estos tienden a omitir detalles que especifican lo que esperamos encontrar en un juego tras haber invertido nuestro dinero en estos.
El ejemplo más claro viene cuando, en un título tienes que utilizar armas, es instantáneamente considerado Shooter (o juego de disparos) y en ocasiones, en el afán de diversificar el género, son sub-divididos en juegos de disparos en primera persona o en tercera persona.


Arriba: Y a esto le llamábamos shooter en los viejos tiempos.

Esta diferenciación de géneros en realidad es muy vaga porque, por ejemplo, bajo este sentido, Gears of War y Resident Evil coexistirían en el mismo género de los juegos de disparos en tercera persona, cuando visceralmente se tratan de experiencias muy diferentes.

Por el otro lado, mientras Halo y Call of Duty poseen mucho en común en terreno de los juegos de disparos en primera persona, no se puede decir lo mismo de Bioshock, el cual comparte esa misma presentación.

Es entonces cuando esta clasificación nos diría que tanto Resident Evil, como Bioshock pertenecen al género denominado como Survival-Horror, llevando a ambos al mismo campamento donde se encuentra clasificado Silent Hill. Y de comparar a estos tres nos daremos cuenta una vez más que estos a su vez son muy diferentes, pese a pertenecer al mismo género.

Esta es la parte en la que entran todas esas penosas disputas entre los seguidores de cada serie en particular, pues a unos les gustan más los elementos de acción en los que uno se encuentra más enfocado, mientras los otros suelen sentirse más atraídos por los elementos de exploración encontrados en el otro.

¿Y donde demonios entra Dead Space? En lo que a muchos respecta, este posee todos los buenos elementos de exploración de un Survival-Horror, pero se comporta más como un juego de acción… pero con mucho de un juego de disparos en tercera persona y un basto arsenal a tu disposición, lo cual lo aleja mucho de un género en el cual generalmente tiende a ponerte en una situación muy desventajosa en contra de cualquier cosa que se dedique a perseguirte y ponerte los nervios de punta a lo largo de todo el juego.

Arriba: En el nunca lanzado en el mercado americano juego de Clock Tower tu tomas el control de una indefensa niña tratando de escapar de un maniático con unas enormes tijeras. Esto es Survival-Horror en su más pura expresión.

Un género no debería de crear confusión, sino que este debería de ayudarte a saber que es lo que encontrarás en ese juego, para que tomes la decisión de adquirirlo o no. Los videojuegos se han vuelto un medio de entretenimiento muy complejo como para ser definidos por una simple etiqueta.

Este tipo de situaciones no se limitan solo al territorio de los videojuegos, por ejemplo, tiendo a confundir a muchas personas cuando menciono que películas como Un Sueño Posible (The Blind Side), Invictus y Gran Torino me hicieron reír; entonces me preguntan si acaso se tratan de películas de comedia, cuando claramente las tomé del aparador apartado para las películas de Drama.

Y ciertamente se tratan de películas dramáticas en esencia, pues se tratan en gran medida de historias donde el elemento humano es el pivote central de su trama (donde dos de ellas son historias reales); pero cuando digo que la película me hizo reír, no estoy diciendo que la película sea cómica, sino que esta posee situaciones graciosas que ofrecen un buen ritmo y un descanso oportuno entre los momentos más tensos de la película.

Arriba: La película de Street Fighter no se supone que sea cómica, pero sigue siendo el hazmerreír de todos los que aún la recordamos… OK, a algunos quizá los haga llorar. ¿Ven? ¡Eso es complejidad!
En los viejos tiempos, podíamos clasificarlos muy fácilmente de acuerdo a su contenido porque anteriormente tu objetivo a lograr en ellos era muy limitado. Los llamábamos juegos de plataformas, R.P.G., juegos de acción con vista de lado, con vista desde arriba, juego de “apuntar y hacer clic”, etc.

Hoy en día, cada juego suele incluir elementos que antes hubiéramos creído exclusivo de otros géneros. Como sistemas de experiencia típicos de los R.P.G., segmentos de sigilo, segmentos a bordo de vehículos, secciones de estrategia o situaciones donde necesitas micro-administrar tus recursos para obtener los mejores resultados.

De este modo, cuando estoy buscando información acerca de un juego en algún sitio de Internet, el género con el cual este es clasificado es un dato que tiendo a ignorar por completo. Simplemente veo la portada del juego y su nombre, lo cual generalmente delata de qué se trata; de ahí me dedico a buscar una buena reseña que me diga exactamente con que me voy a encontrar en este.

Mientras tanto, al diablo con las clasificaciones de género actuales, no me han ayudado a decidirme por un juego en los últimos años y no voy a empezar ahora que esa línea que solía dividir a esta serie de géneros ya preconcebidos se ve cada vez más borrosa.

¿Qué les parece? ¿Los sistemas de clasificación actuales les han ayudado en algo últimamente? ¿Hay alguno que ustedes reconozcan como útil?

Seguiremos hablando de este tema, mientras tanto, se los dejo de tarea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...