miércoles, 29 de junio de 2011

Acerca de... River City Pixels #11: Los Ajustes Finales.

Esta semana les presento la edición número 11 de mis cómics, y en esta les hablo un poco de la primera gran desvelada entre mis amigos y yo, pero creo que vale la pena mencionar todo el trasfondo de cómo es que se dieron estas reuniones.

En primer lugar, hablar de los orígenes de estas reuniones, es hablar de la investigación que Ger, George y yo hicimos acerca del tema de los videojuegos en preparatoria.

La hipótesis a demostrar o refutar era si “los videojuegos pueden afectar de alguna manera a los jóvenes que los utilizan.” Principalmente nos estábamos enfocando en todo el escándalo detrás de los juegos violentos, así que estaba recopilando algunos juegos que pudiéramos grabar en video para mostrar en clase.



Para poder entender esta anécdota, es indispensable que ya hayan leído el cómic en cuestión.


Por supuesto que como personas que gustan de los videojuegos, nuestro propósito era defender nuestro pasatiempo y para este propósito, renté el juego de Turok 2 para Nintendo 64. Y ya estando los tres ahí, y teniendo tres controles a la mano… bueno, que tiene de malo jugar un ratito ¿no?



Arriba: ¿otro juego?
  

Como pueden asumir… Esa noche no trabajamos nada, ni hicimos nada de lo que se supone que íbamos a hacer. Pero descubrimos algo, jugar juntos era divertido… debíamos de repetir esa experiencia otra ves.


Arriba: No mencionemos este incidente en la investigación...

  
Otras reuniones como esta le siguieron. Y en estas reuniones jugamos varios títulos como Star Fox 64, Mario Party, Pokémon Stadium, Hexen, entre otros.

No recuerdo como, pero finalmente terminamos invitando a Walt y Mickey a estas reuniones, y la que aparece en el cómic (si mal no recuerdo) es la primera de estas.

Y si, toda la noche se trató de videojuegos, comida, chucherías, refrescos… no recuerdo si también hubo alcohol y creo que esa fue la reunión a la que denominamos la “Despedi-peda”… bueno, les cuento más si alguien logra refrescarme la memoria.

En cuanto a lo que sucedió en el cómic: Sí, todo es verdad. Aunque creo que debería de aceptar un poco de responsabilidad por este “incidente”, verán:

Cuando hablé con Mickey para hablar de los pormenores de la reunión (y aclarar lo que íbamos a comer), el asunto de la leche y del cereal salió a colación, a lo cual yo recuerdo haber hecho el comentario “a ver que marca de leche tiene en su casa” dado que hay una marca de leche local que no me gustó mucho la primera y única vez que la he probado.

El caso es que cuando le comenté esto a Mickey, el abordó tema de inmediato y prácticamente me ordenó que investigara que marca de leche tenía Ger en su casa.

Y dado que los deseos de Mickey generalmente son órdenes pues, no lo pude evitar… no me iba a perder la oportunidad de mencionarle las demandas del supremo Príncipe de Zamunda a Ger… quien básicamente reaccionó como era de esperarse.

En fin, próximas entregas del cómic estarán dedicadas tanto a Mickey, como a estas reuniones de las que les hablo… todo con el propósito de narrarles una de las más feas anécdotas al respecto.

Arriba:  No recuerdo si esto en realidad sucedió... pero por lo menos pasó en mi cabeza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...