viernes, 11 de noviembre de 2011

Y... volvemos con Dilbert!!!


Este cómic si que me hizo reflexionar. Para quienes estudiamos alguna rama de la ingeniería, sabemos que esta práctica es una de las más nobles y más honestas que puedes seguir.

Seguimos las estrictas leyes de la física y nos abstenemos de hacer cualquier cosa si no hacemos primero nuestras cuentas.

Y no es por discriminar a otras ciencias o  carreras, pero estas deben de saber que son muy afortunadas de poseer suficientes áreas grises y rutas de escape que las pueden ayudar a salir de una situación complicada. Nosotros no, y ser despedidos es lo menos que podemos esperar si no tenemos los elementos para demostrar que no la regamos con nuestros cálculos.

Me hace recordar, ¿cuanto tiempo debemos de esperar a que Recursos Humanos cumpla su promesa de "te llamamos" cada vez que solicitamos para un empleo?

Fuente: Dilbert

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...