lunes, 12 de diciembre de 2011

En la Mira: Assassin's Creed Revelations


Después de haber jugado Assassin’s Creed Revelations en su totalidad, tengo sentimientos encontrados en cuanto a toda la serie. ¿Por donde comenzar?


Unlimited Free Image and File Hosting at MediaFire
Bien, vamos al mismo inicio de la serie. El primer título de Assassin’s Creed si que llamó mi atención. Generalmente a mi no me gustan los juegos tipo sandbox, pues a este tipo de juegos suelo gritarles en la cara “yo ya tengo una vida, ¡gracias!” y olvidarme de ellos. Pero Assassin’s Creed hizo algo excepcionalmente bien: tenía una historia y se aferraba a esta bastante bien.

Si, había otras cosas en las cuales podías ocupar tu atención, pero todas estas eran opcionales y terminé por ignorarlas; realmente estaba demasiado ocupado admirando el gran nivel de detalle en la recreación de ciudades de la antigüedad como Damasco o Jerusalén. Ya sea que estuviera moviéndome a través de los tejados de estas ciudades o caminando entre sus calles y su gente, este juego es toda una experiencia.



Unlimited Free Image and File Hosting at MediaFire
Después, Assassin’s Creed II llevó la historia de esta serie hacia la Italia Renacentista, y mientras el nivel de detalle y de habilidades que podías realizar en el juego recibieron muchos ajustes, también el entorno del juego se vio alterado por completo.


Ahora si el juego se comportaba completamente como un sandbox, ofreciéndote una tonelada de misiones secundarias y coleccionables semi-obligatorios si es que querías hacerte de algunos de los ítems más valiosos del juego (muchos de los cuales no obtendrías sino hasta que ya lo habías terminado, naturalmente).

Las dos secuelas posteriores se han negado a sí mismas llamarse Assassin’s Creed III o IV, sino que han adoptado un nombre diferente y es aquí donde las cosas se ponen interesantes.

Unlimited Free Image and File Hosting at MediaFire
Brotherhood y Revelations pasaron a continuar la historia dejada por el personaje principal de la segunda parte: Ezio Auditore di Firenze. Siempre me pregunté por qué es que no continuaron con la historia de Altair, el protagonista del primer juego, a lo que los desarrolladores de la serie comentaron que temían que, de hacer un segundo juego de la serie con Altair, posiblemente la serie ya no podría seguir sin él (oh… los seguidores podemos ser tan odiosos).


Y mientras Altair era un héroe más convencional (solitario, inexpresivo, épico), Ezio representaba una imagen más humana de un protagonista, un personaje que comete errores, con sus propios anhelos, que ama y que sufre la pérdida de sus seres queridos como una persona real lo haría.

“De acuerdo” – me decía a mí mismo – “Pero van a continuar la historia de Altair más adelante, ¿verdad?”

En fin, pasando al juego en sí, estas dos últimas secuelas se juegan exactamente igual como lo hacía Assassin’s Creed II, excepto (claro) las nuevas adiciones que han incluido. Este si es un punto que considero favorable en el desarrollo de la serie, pues ahora ya cuentas con muchas más herramientas para llevar a cabo tus objetivos. Desde diferentes tipos de armas cortas y largas, hasta diferentes armas a larga distancia y bombas de humo. Incluso la opción de pelear desarmado es atractiva (pues te da la opción de arrebatar las armas de tus oponentes.)
Pero si hay una palabra que puedo asociar con el desarrollo de los últimos juegos de la serie es esta: experimentación.


Cada nueva entrega ha experimentado con cosas nuevas e interesantes que hacen que cada título salga de la monotonía, como las secciones a caballo, nuevos peligros y varias misiones alternas. Pero también hay una serie de adiciones que me hacen pensar que a los desarrolladores se les permiten trabajar bajo los efectos del alcohol o alguna otra sustancia prohibida, como cuando nos hicieron jugar a capturar la bandera en ACII… con ese ejemplo es suficiente.


Hablando de esta última entrega, de alguna manera me extraña el hecho de que hayan eliminado la opción de cabalgar dentro de la ciudad, lo cual fue una de las más grandes adiciones en Brotherhood, pero no es ninguna queja.

Pero lo que si no fue muy de mi agrado es el hecho de que este título tiende a darte demasiadas órdenes en cuanto al modo en el cual debes de proceder en tus objetivos. Muchas veces no pude evitar sentirme lanzado fuera del juego y de lo que estaba haciendo, cuando el sistema seguí ordenándome trivialidades como, muévete para allá, asesina a este, dale tal cosa al otro, etc.

No puedo evitar decir que estos, como otra serie de aspectos que aún hacen falta por pulir en este juego, se vuelven más evidentes una vez que has experimentado lo que Rocksteady hizo en Batman Arkham Asylum Arkham City; ellos obviamente se han tomado su tiempo para ajustar todo lo que desean entregar al entorno de juego y han hecho de esta serie una de las experiencias más inmersivas de los últimos tiempos.

Unlimited Free Image and File Hosting at MediaFire

Por el otro lado, Assassin’s Creed ha recibido pequeños ajustes aquí y allá a lo largo de cada una de sus interacciones al mismo tiempo que están diseñando todo el entorno de juego que esperan lanzar en el limitado lapso de un año.

Mientras los desarrolladores han sugerido que este tiempo límite de un año los ayudado a mantener un nivel de ritmo y presión que les ha ayudado a establecer sus propias metas y comprometerse con ellas, esta aproximación también ha demostrado sus desventajas, pues aún hay ciertos detalles que quizá es necesario pulir si es que se espera que esta serie evolucione de manera satisfactoria.

No quiero abundar demasiado en este último punto, salvo decir que bastantes veces durante el transcurso del juego me la pasé tratando de averiguar que es lo que debía de hacer a continuación y otras tantas me la pasé preguntándome si estaba atorado por producto de un error de juego, pues en una ocasión si me topé con un error que no se arregló sino hasta que reinicié la consola.

Bueno… ya me quejé demasiado, eso significa que el juego no fue de mi agrado ¿verdad? En realidad se trata de lo contrario. Esta serie de quejas no son más que meros tropiezos en lo que constituye un viaje bastante agradable.

La historia se encuentra muy bien orquestada, la arquitectura y la reconstrucción de toda la ciudad de Constantinopla sigue siendo una verdadera maravilla y me alegra ver como es que las misiones secundarias, las cuales tienen por objeto el expulsar la influencia templaria que ensombrece la ciudad, se encuentran amigablemente esparcidas a lo largo del juego hasta un punto que tiene sentido que las lleves a cabo, brindándote un sentimiento de progresión conforme vas cumpliendo tus objetivos.
 Unlimited Free Image and File Hosting at MediaFire
Esto sigue siendo uno de los principales atractivos de la serie.


Pero lo mejor de todo es que, a diferencia de los títulos anteriores, este juego goza de un excelente final (para quienes aún no lo han visto, no se preocupen, no voy a mencionar nada del mismo). Hasta este punto, no había podido quitarme el terrible sabor de boca que me había dejado el final de Assassin’s Creed II (también conocido por conducir hacia una de las batallas finales más patéticas de la historia), pero Reveleations me hizo recordar la gran importancia que tiene la correcta conclusión de una historia.

Unlimited Free Image and File Hosting at MediaFire

Este es uno de los pocos finales que me han dejado sin palabras. Sí, como era de esperarse, este quedó inconcluso para anunciarnos algo que va a suceder en el próximo juego. Pero este te deja un verdadero sentimiento de resolución, así como un merecido final a las historias de Altair y Ezio.

Después de lo que vivimos aquí, he cambiado de parecer, ya no espero (ni creo) que hagan otro juego acerca de la saga de Altair, y no podría estar más conforme con ello. Este título no solo cerró el ciclo que une el destino entre ambos personajes, sino que despidió a ambos de una manera tan sublime como no había visto en un videojuego.

Seguramente después vamos a discutir cuan interesante fue este final en un espacio más apto para ello. Mientras tanto, no puedo evitar decir que estaré esperando su próxima entrega el año que viene, no sin antes advertir que no tomaré a la ligera si Ubisoft me decepciona en esta segunda oportunidad que le estoy dando a la serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...