domingo, 20 de enero de 2013

Chuck & Beans: Terapia Amateur


Dios bendiga a todos aquellos que, estando deprimidos, solo necesitan de alguien que le dé ánimos para ponerse de buenas.

Pero hay otro tipo de personas, así como hay quienes tienen un problema que no se resuelve con tan solo una palabra mágica; en mi caso, a veces me deprime más el que alguien esté intentando animarme cuando un cambio en mi estado de ánimo no es lo que necesito.

El tener una vasta experiencia sintiéndome deprimido no me hace un experto, pero si un consejo les puedo dar a quienes quieran ayudar a alguien en ese estado es... ahórrense sus palabras, sólo tienen que estar ahí, formar parte de la vida de esa persona... Cuando hay alguien de por medio, no son necesarias las palabras para que uno eventualmente se sienta mejor.

Si te reencuentras con alguien que no has visto en meses y te enteras cuenta de que esta persona se encuentra en un estado de depresión no te convierte en su salvador; no importa cuantos "anímates" o "échale ganas" le digas a esta persona, eso no servirá de nada de parte de alguien que no se encuentra cerca.

*Suspiro*

Disculpen si en esta ocasión rompo con el habitual buen humor que caracteriza este pequeño espacio en la web, pero la depresión es un tema que (bromas aparte) debe de tratarse con delicadeza.

En fin, ¡anímense!

Fuente: Shoebox Blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...